Queridos Colegas:

En mi experiencia, todos los pueblos de las Américas son muy generosos y solidarios. Necesitamos crear una cultura Panamericana de donaciones. Tenemos la capacidad única de dar el ejemplo al resto de la comunidad.

Todos podemos contribuir de muchas maneras. Podemos apoyar económicamente y podemos ofrecer nuestro tiempo como voluntarios para apoyar el servicio comunitario. Todos los esfuerzos son importantes, grandes o pequeños. Una persona puede, de hecho, hacer la diferencia.

Hay un beneficio directo cuando participamos en la cultura Panamericana de dar. Cuando donamos para apoyar la educación, esto fortalece nuestra comunidad oftalmológica y mejora la atención al paciente. Las donaciones estratégicamente planificadas ayudan a fortalecer nuestro liderazgo, voz e influencia como miembros de la sociedad. Cuando enfocamos nuestro apoyo, ayuda a llamar la atención sobre nuestra comunidad y nuestras necesidades.

Mi sensación es que en América Latina existe un sentimiento de cautela debido a la posible corrupción que puede prevalecer en algunas instituciones de nuestra región. Me atrevería a decir que hay una sensación de desconfianza hacia los medios filantrópicos.

No debemos caer en la desconfianza, sino que debemos elegir cuidadosamente lo que apoyamos. La Panamericana es un cuidadoso administrador de todos los fondos recibidos. El 100% de su donación va a su proyecto designado. La Fundación Panamericana absorbe todos los gastos administrativos.

Necesitamos crear más becas y cátedras para ofrecer una plataforma sólida de educación superior y atención al paciente. Por favor considere donar a uno de los muchos programas educativos Panamericanos.

Ahora es el momento de mirar hacia adelante y preparar a las próximas generaciones de médicos. Nos cuidarán cuando seamos adultos mayores y cuidarán a nuestros hijos y a los hijos de nuestros hijos. Ahora es el momento de actuar.

Sinceramente,

Dr. Jorge E. Valdez, PhD

Presidente

Fundación Panamericana de Oftalmología